SIGNOS DE TENSIÓN

Hay muchos signos de tensión que realizamos las personas cuando estamos muy tensos, debido al anteriormente citado estrés físico y/o emocional., 

Diferentes signos de tensión:

. Apretar la mandíbula (ATM), en casos extremos se recomienda poner una férula de descarga por la noche, yo recomiendo reducir el estrés y  pensar durante el día de no apretar la mandíbula, así el cerebro después de recibir esta orden reiterativamente, finalmente lo dejamos de hacer. El ATM provoca, entre muchas otras cosa, un dolor cervical que va descendiendo por la espalda.

. Subir los hombros, en este caso los trapecios acaban muy cargados.

. Tener todo un brazo en permanente estado de tensión, aunque visualmente sea casi imperceptible.

. Tener el codo ligeramente separado del cuerpo gran parte del día.

. Apretar las piernas y tenerlas muy y muy tensas, como dos palos, esto predispone muchísimo a tener dolor lumbar, tendinitis rotulianas, roturas fibrilares, tenidinits del tendón de Aquiles, ciática.

. Apretar los dedos de los pies, de manera que acaban cogiendo forma de garra, en casos extremos .

Cuando hacemos alguno de estos signos o varios lo que pasa es que hacemos trabajar nuestra musculatura más de lo normal y se sobrecarga y es entonces cuando la patología aparece.

Para finalizar el último signo de tensión es la respiración:

Bien cierto es el dicho "ni tiempo de respirar tengo", a parte dejamos de respirar cada vez que recibimos inputs negativos (cosas desagradables que nos pasan). Es entonces cuando tenemos una respiración superficial y que cortamos muchas veces al día, si partimos de la base que el alimento del músuclo es el oxígeno, no es estraño que acabemos con los músuclos muy mal, contracturados.

EL DOLOR Y LAS EMOCIONES

Todos los terapeutas o casi todos que nos dedicamos a tratar el dolor físico de las personas, sabemos la estrecha relación existente entre las emociones y el dolor de cualquier tipo.

Yo diría que los médicos también, pero hoy día uno encuentra a muy pocos médicos que lo reconozcan y así lo transmitan a sus pacientes. En el caso de enfermedades como el cáncer, la cosa ya cambia y cada vez más se encuentran médicos que le cuentan al paciente la verdad sobre el origen de su enfermedad.

Cuando empezé hace 15 años el paciente no tenia ni idea de cómo el estrés físico lo estaba influenciando en su dolor, ahora la gente ya es mucho más consciente de esto, ha habido un pequeño cambio.

Lo que todavía la gente no tiene ni idea es de como el estrés no físico sinó emocional:  como la pérdida o enfermedad grave de un ser querido, divorcio, separación, conflictos emocionales, influencia en una patología o en su dolor de espalda.

En mi caso cuando atiendo a un paciente por primera vez, es lo primero que dejo claro,  lo segundo es que los terapeutas no hacemos milagros, aunque a veces el desconocimiento haga pensar que sí....

Lo tercero que explico son los diferentes signos de tensión que realizan debido a este estrés que tienen y que perjudica tanto a su patología.

En cuarto lugar les sugiero alguna sesión de liberación somato emocional para ayudar a equilibrar sus emociones.

QUE ES UN MASAJE WELLNESS

Son masajes filigranas; así como el mundo de la cocina ha ido evolucionando hasta convertirse en todo un arte o el mundo de las flores (actualmente existen estudios de Arte Floral), lo mismo ha ido pasando con el mundo del masaje.

Dentro de los masajes Wellness, existen unos masajes más o menos stándarts, pero que cada terapeuta como es evidente acaba personalizando, y unos masajes de autor: masajes creados totalmente por el terapeuta o artista del masaje.

Se juega con la creatividad basándonos en diferentes sentidos: tacto (utilizando diferentes materiales como plumas, pañuelos de seda…), oído (cuidada selección de música), y olfato (diferentes tipos de aceites esenciales o no).
La finalidad de este Masaje Wellness es hacernos disfrutar, relajarnos, trasportarnos, y lo principal: ¡¡hacernos SENTIR!!

LA TENDINITIS

¿Qué es?

Es una inflamación y microrrotura del tendón.

Puede ser de menos grave a más grave de 1er, 2º y 3er grado.

La de 1er grado duele después del ejercicio, la de 2º grado antes y después del ejercicio, es decir siempre, y la de 3er grado es cuando el tendón se rompe, es entonces cuando la única solución es la operación.

La tendinitis es una patología que sólo tiene un secreto; estar pendiente de ella hasta que se cure, sino se cronifica. Y aún y así a veces vuelve a aparecer.

¿Cuáles son las causas?

Físicas:

Por ej: debido a movimientos repetitivos que realizamos debido a nuestra profesión o al practicar un deporte. La recuperación no será especialmente difícil, el reposo será esencial.

Emocionales:

Pasamos un momento significativo de estrés.

O ambas causas a la vez.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero ir a un buen terapeuta, seguidamente en nuestro día a día corregir los signos de tensión, como apretar la mandíbula, subir los hombros, apretar el puño de una mano (en el caso de una tendinitis de hombro), o tensar mucho las piernas (en el caso de tendinitis de rodilla) y depurar el hígado en el 80% de los casos es indispensable. No quiere decir que tengamos el hígado muy mal, sino que no está al 100%, y cuando pasa esto según la Medicina Tradicional China da síntomas como por ejemplo la Tendinitis.

La depuración se realiza con la muy eficaz ayuda de la Fitoterapia y mirando de evitar los alimentos que hacen trabajar demasiado al hígado: quesos, alcohol, marisco…La depuración también la notaremos a nivel emocional, notaremos menos rabia, por lo tanto nos enfadaremos menos, y menos tristeza.

Referente a las causas emocionales, aprender a gestionar las emociones de manera correcta.

Hay una técnica para tratar las tendinitis que se llama Cyriax, técnica muy eficaz y que requiere muy pocas sesiones, pero si estamos pasando por un momento vital muy delicado, lo que haremos es controlar la tendinitis, que no vaya a más, pero no curarla.

A parte de tratar los tendones es indispensable tratar la musculatura que encontramos a su alrededor.

 

¿Qué debemos saber sobre el masaje terapéutico?

Hacernos un masaje debería ser como lavarnos los dientes, es decir algo necesario que debe de hacerse periódicamente para prevenir patologías, así no llegaríamos a extremos de dolor insoportable, pero todo llegará, nuestros abuelos casi ninguno de ellos se ha hecho un masaje en su vida; cuántas abuelas, mayoritariamente, no habéis escuchado quejarse de dolor “¡ay, que dolor de rodilla tengo!”, o “!ay, que dolor de espalda tengo¡”, en cambio hoy en día  ¿que joven nunca se ha hecho un masaje?

Pero todavía en la consulta llega mucha gente muy mal debido a que la cultura del masaje todavía  no está suficientemente instalada, debemos pensar que una casa vieja, así como un coche, etc… necesitan ir siendo reparados, al Aparato Locomotor le pasa lo mismo, cuando no duelen las cervicales, duelen las lumbares, cuando no el codo, etc. Pero las personas por una falta de tiempo o por una aparente falta de dinero se hacen muy pocos masajes o muchos menos de los que necesitan. Entonces pasa que la persona que llega llena de dolor, pretende que el daño acumulado durante años se lo quiten en una sola sesión; si aplicamos el sentido común veremos que esto no es posible. Un buen pan o un buen plato necesitan tiempo, el trabajo bien hecho lo necesita, se deben de analizar las causas y se debe informar y responsabilizar al paciente de su patología; el terapeuta es el 50% del tratamiento y el otro 50% lo debe poner el paciente revisando su estilo de vida, si hace deporte o no, cómo se alimenta y cómo está emocionalmente.

 

 

fb grey